sábado, 3 de noviembre de 2012

A.F. Capitulo 7.- Amor


Minho simplemente negó con la cabeza e incorporándose, comenzó a besar el cuello de Taemin. Despacio él se quitó la camiseta que llevaba mostrando su torso desnudo y su piel blanca. Minho tragó saliva al ver el cuerpo semidesnudo de su hermanito y con rapidez se desató los últimos botones de su camisa para después quitársela de golpe.


De nuevo se acercó a los labios de su hermano y lo besó con fuerza mientras introducía su lengua en la boca del menor que le correspondió de igual forma. Pronto Minho  lo giró y alternó las posiciones, colocando a su hermano menor debajo de él, y con mucha delicadeza comenzaba a lamerle los pezones en tanto que Taemin soltaba gemidos de placer.
— Min— gimió Taemin con los ojos cerrados por el placer. Minho  sonrió para sus adentros. ¡Taemin era maravilloso! Justo tras ese pensamiento el chico notó como unas manos agarraban el botón de su pantalón y lo desabrochaban lentamente, para luego bajar la cremallera aún más despacio. Minho jadeó sin poderlo evitar. Incorporándose se quitó el mismo el resto de ropa que llevaba en tanto que Taemin hacía lo mismo.


Minho se quedó totalmente mudo ante lo bellísimo que era su pequeño. Estaba justo en frente de él, totalmente desnudo, justo como cuando eran unos bebés, pero ahora iba a hacerlo suyo.
Taemin por su parte no pudo evitar asustarse ante aquello que su hyung tenía entre las piernas el también tenía uno también pero el de su hyung era enorme. Si… Por fin quedaba esclarecido el por qué  su hermano mayor era el ídolo de las mujeres.
Minho  sonrió al ver hacia donde miraba Taemin y dando un par de pasos lo abrazó con cuidado.
— Te amo pequeño… — susurró mientras los ojos de Taemin se llenaban de lágrimas sin saber por qué.
—Yo también Min..ho..— dijo Taemin aferrándose fuertemente al cuello de su hermano.

Incapaz de aguantar más Minho se arrojó encima de su pequeño mientras le besaba, lamia, mordía los pezones,el vientre y comenzó a descender hasta el miembro de su hermano. El mayor comenzó a pasar su lengua por toda la extencion del miembro notando inmediatamente que Taemin estaba muy excitado. Taemin jadeó y se retorció por el placer pero fue capaz de murmurarle.

—Min…ho.. Quisiera… Primero querría…- Taemin se quedó atascado en sus palabras pero su hermano lo comprendió perfectamente. Primero quería que él le hiciese el amor, y luego ya podrían pasar a practicar el sexo.


Él sabía que aquella era la primera vez de su hermano y quería que la recordase de la mejor forma posible.
Con delicadeza volvió a besarlo en tanto que su hermano separaba las piernas despacio. Minho  le acarició el muslo y con cuidado comenzó a introducirse en su interior. Taemin tenía los ojos cerrados pero su rostro todavía conservaba una expresión de placer. El joven alto introdujo su miembro con más delicadeza notando un ligero desgarro y sintiendo como Taemin se tensaba bajo él. Una pequeña lágrima salió de los ojos de su hermano para perderse en su cabello.
— ¿Pequeño? Oh Dios… ¿Te he lastimado?— preguntó Minho con la voz ronca y besando suavemente a su hermano intentando reconfortarlo. Al cabo de unos segundos Taemin abrió los ojos y le sonrió.
— No te preocupes… No quiero que pares Minho-hyung. No quiero…—gimió Taemin mientras mordía el cuello de Minho que comenzó a moverse despacio dentro de él.
 Taemin hizo un par de muecas de dolor, pero al cabo de unos instantes Minho notó que  se relajaba y se volvía más ligero. Aceleró un poco el ritmo y fue respondido con un fuerte jadeo por parte de su hermano al cual sonrió con satisfacción. Antes de Taemin Minho solo se había preocupado por obtener placer para él mismo y lo que fuese de su acompañante le daba igual. Pero ahora descubría que también era muy excitante provocarle placer a otra persona y más si también su corazón latía por esa persona y no solo su cuerpo lo reclamaba.
De pronto Taemin enroscó sus piernas en torno a su cintura y lo introdujo más en su cuerpo. El menor de los choi se encontraba casi en estado de éxtasis. ¡Qué bello y placentero era hacer el amor! Abrió los ojos y se encontró con los ojos marrones de Minho mirándolo fijamente mientras lo penetraba una y otra vez.
Había tanta ternura y amor en la mirada de él que Taemin sintió una fuerte opresión en el pecho. Ahora entendía la frase "amar te duele". No solo porque sufrieses por infidelidades o porque el amor es duro, sino porque cuando amas tantísimo a alguien, el sentimiento es tan intenso que se confunde con el dolor. Tambien saber que lo que estaban haciendo estaba mal, muy mal, Pero por ahora solo pensaria en su amado Minho hyung.
De pronto unos espasmos comenzaron a sacudir su cuerpo. Unos espasmos muy placenteros y, arqueando la espalda, Taemin se aferró al cuello de su hermano mientras lanzaba unos grititos sin poder evitarlo.
Al notar a su hermano alcanzar el clímax, Minho incrementó el ritmo mientras besaba los pezones que fue en el momento en que su pequeño comenzó a gimotear salvajemente mientras le agarraba el cabello. Tan solo un breve instante después Minho notó que alcanzaba el orgasmo pero en unas proporciones hasta ahora desconocidas para él, y el solo pensamiento le provocó otra oleada de placer.
Aferrados el uno al otro, ambos jadearon con fuerza al saberse alcanzando la cúspide del placer juntos, Minho mordio suavemente el cuello de su hermano dejandole una pequeña marca y cuando por fin terminaron, el cuerpo de Taemin todavía tenía espasmos a cada segundo, en tanto que Minho no conseguía que su respiración se normalizase.

—Pequeño… Te amo— volvió a decirle Minho. El menor no le contestó y se limitó a abrazarle mientras recostaba la cabeza en su pecho. Él dio un largo suspiro, sentía algo nuevo… Algo que pocas veces en la vida había notado. Al menos no de forma tan clara y fuerte para él. Esa cosa tenía un nombre ¿no?… Umm… ¿Cuál era?¡Ah si!... Felicidad y Amor

1 comentario:

  1. Kyaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!

    >////< Omo, omo, en verdad lo hicieron!!!!!!

    ResponderEliminar